Viaje de fin de curso

(por Manuel Vargas)

La vecina abrió la puerta y le solté la retahíla. Al fondo, un brazo peludo emergía del sofá, enarbolando un cigarro.

En la televisión, Gordillo corría por la banda con las medias bajadas. María, no compres mierdas, dijo el brazo. María esbozó una sonrisa de circunstancias, pagó un cupón y me deseó buen viaje a Mallorca. Luego cerró la puerta, que quedó sellada por un sonoro eructo y un gol de Hugo Sánchez.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s