Harborview Hospital

(por Mark Lanegan)

(traducción y adaptación de Manuel Vargas)

Caminé por el Harborview Hospital,
y oí el Agnus Dei.
Oh Hermana de la Misericordia,
he estado fuera tanto tiempo
que ya no puedo ni decir lo desgraciado que fui en este sitio.

Ellos cantan, están cantando
lejos en la colina.
Construyen, están construyendo
una unión mística, bella y serena.
Pero aquí abajo en la suciedad,
dirán que no duele.

El demonio ascendió
con alas de cristal.
En la ciudadela, un rayo
partió una nube de mariposas y demonios.
Y yo, con una mirada vacía
dejaré una flor allí.

Ellos montan, están montando
un perro del infierno abajo en la colina.
Se hunden, se están hundiendo
en el océano, hermoso y tranquilo.
Y sin embargo, es difícil dejar de lado,
la riqueza o la pobreza.

Caminé por el Harborview Hospital
y me detuve en Ninth and James.
Oh Hermana de la Misericordia,
he sido tan miserable que no puedo ni preguntar:

¿Ellos están tan enfermos como tú y yo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s