Principiantes absolutos

(por David Bowie)

(adaptación por Manuel Vargas)

No tengo demasiado que ofrecer,
no hay demasiado que tomar.
Soy un principiante absoluto
pero estoy absolutamente cuerdo.
Mientras estemos juntos
el resto se puede ir al infierno.
Te amo absolutamente,
pero somos principiantes absolutos.
Con los ojos totalmente abiertos,
pero nerviosos de todos modos.

Si nuestra canción de amor
pudiera volar sobre las montañas,
pudiera reírse del océano,
como en las películas…
No hay razón
para sufrir en los malos tiempos,
para imponernos límites.
¡Es absolutamente verdad!

Nada más puede suceder,
nada que no podamos derribar.
Somos principiantes absolutos,
sin demasiado en juego.
Mientras estés sonriendo
no necesito nada más.
Te amo absolutamente,
pero somos principiantes absolutos.
Pero si mi amor es también el tuyo,
saldremos adelante.

Si nuestra canción de amor,
pudiera volar sobre las montañas,
navegar sobre las penas
como en las películas…
No hay razón
para sufrir en los malos tiempos,
para imponernos límites.
¡Es absolutamente verdad…!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s