Sinestesia

(por Akore)

El color mate de la noche autoriza
los gemidos gloriosos y divinos del amor
(Jack Kerouac, Big Sur)

en lo oscuro & concreto de la tierra /el flujo / manantial, asteroide, motor/ misterioso del sonido de la fibra íntima /signo & origen fugaz / va ondeando / los auras tú / cuerda húmeda & a su vez molécula de la gota / convertida en nimbo que evoca la leyenda &el mito./ Con su larga cola / la imagen / desprende elementos /en remolino / símbolos de cometas atomizados cual Mercurio / dios / con sandalias de daimon. Boca abajo, lánguido equilátero / desnudo, inmutable & húmedo/ cristaliza el triángulo/ fábula o tesoro de la supernova / que roza & quema./ & lo sagrado siempre vuelve a ti / en mí / sereno / pretexto horizontal / del tótem. / & mientras /entre el somier & el colchón/ orientas la pared / & los minotauros en cuerpo/ en éter / excitan / & entonces en busca de la calle agrietan la piel que germina en el portaviones / & el aire vence con gélida sonaja & respalda la renuncia / que en jungla se ampara en la guarida./ Metales brotan / círculos / precarios / orquesta sin quietas que formulan la locura. / En el repaso de los días / telas antiguas guerrean & la epidermis conquista en flotador & laberinto / membrana, ranura en la frontera de los siempres / recuerdo de los pasos / frontera /ese límite extraño / que tropieza & abre / como abre el poema la piel / & la convierte en el detalle de la estrella / en el destello de la brisa unida / en pequeña luna arrojada al seno que abrazas en piano // ése que se diluye al compás & te desabrocha en la onda de la noche / fragmento de un reflejo que en la arena palpita / distinto / anarquista, que eternamente te agarra & te unge &te anochece / distraído / despierto / de barro / trinando / amante/ te estremece. / & en la excitación de la luz apuras la pieza / envuelta en crisantemo / oculta en la esfera sagrada de tu ennegrecido vientre. / Allá tropos / acarician / al tiempo / paladares / infrapoemas / quince corazones de hálito / aroman / & me inclino oblicuo hacia tu labio / en mirada de forma o ranura que detrás de la presencia del verbo / tripula a la contra / en la cortina. / &hay un espejo de nuevo/ un espacio doble / que preexiste a la exhalación & la hace dual / ánima del éter que por los orificios nasales sale / mientras Índigo silencioso & preciso en vínculo/ al oráculo / preñado de refugios / rápidos refugios de una madrugada de timones / saluda./ & los juncos meditando / perciben el olor a huerto /& los geranios / orgásmicos, que el poema acorta: con los pies disueltos / aprieta, resuelve, anuda / deambula por los patios del flujo / el mar/ en agua velada todavía /que será de verde enrojecido/ aún / será /todavía / es/ agua anegada en busca de todavías disonantes / sinestesia / que todo lo apura en negro terciopelo cual tecla/ convulsión de estrella / que todo lo atrae, que todo lo cubre de sonido / cual poema de un sólo verso en lacorriente / esperanza última del fragmento/ que es exploración & negación de su propia búsqueda.

El viento es salvaje

(letra de la canción de Dimitri Tiomkin y Ned Washington)
(versionada por David Bowie)
(traducida y adaptada al castellano por Manuel Vargas)

Ámame, ámame, ámame
dime que me amas.
Déjame volar contigo
porque mi amor es como el viento
y el viento es salvaje.

Dame más de una caricia, safisface mi hambre.
Deja que el viento sople a través de tu corazón.
El viento es salvaje, el viento es salvaje.

Me tocas, oigo sonido de mandolinas.
Me besas, y con tu beso mi vida empieza.
Eres la primavera para mí
todas las cosas para mí.
¿No sabes que eres la vida misma?

Como las hojas se agarran al árbol
oh, cariño mío, agárrate a mí
porque somos como criaturas del viento
y el viento es salvaje, el viento es salvaje.

Doble fila

(por Guifré Miquel i Fageda)

(publicado originalmente en La MicroBiblioteca)

De les moltes feines del meu dia a dia a la biblioteca, m’agradava el moment pausat de retornar els llibres a les prestatgeries. Una tasca mecànica però que, durant uns minuts, em feia recórrer els camins ordenats alfabèticament de la literatura a través dels gustos dels lectors. Recordo el dia que retornant un Pynchon contundent -just on acabava la “P”- de cua d’ull em va semblar veure algun objecte darrera la fila de llibres. Em vaig atansar al prestatge i, efectivament, hi havia dos volums apilats rere el mar de novel•les dels pamuks, perecs, prousts i companyia. Eren dues innocents guies sobre arbres i plantes de la ciutat, excloses de préstec, que segurament algun espavilat amb vel•leïtats botàniques havia amagat perquè no els trobés ningú més.

Els vaig canviar per un manual d’autoajuda sobre l’egoisme i El baró rampant, d’Ítalo Calvino. L’endemà, quan vaig tornar a l’escenari dels fets, en aquella segona fila clandestina me n’hi vaig trobar un de nou: Expiació d’Ian McEwan.

El vaig agafar i vaig pensar que era un gest prou correcte mentre em volava un mig somriure a la cara, una mica sobreactuat per si aquell lector penedit m’estava mirant d’esquitllentes…

Principiantes absolutos

(por David Bowie)

(adaptación por Manuel Vargas)

No tengo demasiado que ofrecer,
no hay demasiado que tomar.
Soy un principiante absoluto
pero estoy absolutamente cuerdo.
Mientras estemos juntos
el resto se puede ir al infierno.
Te amo absolutamente,
pero somos principiantes absolutos.
Con los ojos totalmente abiertos,
pero nerviosos de todos modos.

Si nuestra canción de amor
pudiera volar sobre las montañas,
pudiera reírse del océano,
como en las películas…
No hay razón
para sufrir en los malos tiempos,
para imponernos límites.
¡Es absolutamente verdad!

Nada más puede suceder,
nada que no podamos derribar.
Somos principiantes absolutos,
sin demasiado en juego.
Mientras estés sonriendo
no necesito nada más.
Te amo absolutamente,
pero somos principiantes absolutos.
Pero si mi amor es también el tuyo,
saldremos adelante.

Si nuestra canción de amor,
pudiera volar sobre las montañas,
navegar sobre las penas
como en las películas…
No hay razón
para sufrir en los malos tiempos,
para imponernos límites.
¡Es absolutamente verdad…!