Los bombones

(por Javier Navas)

Marta acababa de cumplir 54 años y aún seguía conservando parte de esa belleza que desde niña ya le había acompañado. Siempre había sido una mujer muy guapa y llamativa, sobre todo de joven.

Sigue leyendo

Anuncios