El viento es salvaje

(letra de la canción de Dimitri Tiomkin y Ned Washington)
(versionada por David Bowie)
(traducida y adaptada al castellano por Manuel Vargas)

Ámame, ámame, ámame
dime que me amas.
Déjame volar contigo
porque mi amor es como el viento
y el viento es salvaje.

Dame más de una caricia, safisface mi hambre.
Deja que el viento sople a través de tu corazón.
El viento es salvaje, el viento es salvaje.

Me tocas, oigo sonido de mandolinas.
Me besas, y con tu beso mi vida empieza.
Eres la primavera para mí
todas las cosas para mí.
¿No sabes que eres la vida misma?

Como las hojas se agarran al árbol
oh, cariño mío, agárrate a mí
porque somos como criaturas del viento
y el viento es salvaje, el viento es salvaje.

Anuncios

Principiantes absolutos

(por David Bowie)

(adaptación por Manuel Vargas)

No tengo demasiado que ofrecer,
no hay demasiado que tomar.
Soy un principiante absoluto
pero estoy absolutamente cuerdo.
Mientras estemos juntos
el resto se puede ir al infierno.
Te amo absolutamente,
pero somos principiantes absolutos.
Con los ojos totalmente abiertos,
pero nerviosos de todos modos.

Si nuestra canción de amor
pudiera volar sobre las montañas,
pudiera reírse del océano,
como en las películas…
No hay razón
para sufrir en los malos tiempos,
para imponernos límites.
¡Es absolutamente verdad!

Nada más puede suceder,
nada que no podamos derribar.
Somos principiantes absolutos,
sin demasiado en juego.
Mientras estés sonriendo
no necesito nada más.
Te amo absolutamente,
pero somos principiantes absolutos.
Pero si mi amor es también el tuyo,
saldremos adelante.

Si nuestra canción de amor,
pudiera volar sobre las montañas,
navegar sobre las penas
como en las películas…
No hay razón
para sufrir en los malos tiempos,
para imponernos límites.
¡Es absolutamente verdad…!

Desde tu herida

(por Javier Corcobado)

Una gota de miel viene desde tu herida hacia mi boca
mientras llueve desde el suelo al cielo.
Una gota de miel viene desde tu herida hacia mi boca
mientras el gas no me ahoga,
el gas no ahoga, el gas no ahoga,
no tiene manos, no tiene sombra.
Una gota de miel viene desde tu herida hacia mi boca
y parece que el polvo coagula en la suerte.
Y las uñas rotas de arañar silencios
y un grito blanco muere en mi boca.

Es una pena …
Es una pena …
Es una pena …
Es una pena …

Una gota de miel viene desde tu herida hacia mi boca
mientras llueve desde el suelo al cielo.
La distancia se retuerce por las carreteras
sudando viento, sudando viento.
Y la distancia se retuerce por las carreteras
dejando al trance con un mal viaje.
Sus pupilas inmensas ya no me besan
y hoy mis párpados también son rejas.

Es una pena …
Es una pena …
Es una pena …
Es una pena …

Una gota de miel viene desde tu herida hacia mi boca
y yo sé seguro que no llegará.

Hay una luz y nunca se apaga

(por Morrissey)

(traducido y adaptado por Manuel Vargas)

Sácame esta noche
Donde haya música y gente
Y sean jóvenes y vivos
Conduciendo en tu coche
No quiero ir nunca a casa
Porque ya no tengo

Sácame esta noche
Porque quiero ver gente y
Quiero ver vida
Conduciendo en tu coche
Oh, por favor no me dejes en casa
Porque no es mi hogar, es el de ellos
Y ya no soy bienvenido

Y si un autobús de dos pisos
Choca con nosotros
Morir a tu lado
Sería una manera tan celestial de morir
Y si un camión de diez toneladas
Nos mata a los dos
Morir a tu lado
El placer, el privilegio sería mío

Sácame esta noche
Llévame a cualquier lado, no me importa
No me importa, no me importa
Y en el oscuro pasadizo
Pensé oh Dios, mi oportunidad ha llegado por fin
Pero entonces un extraño miedo me paralizó y
simplemente no pude preguntar

Hay una luz y nunca se apaga
Hay una luz y nunca se apaga…

Cinco semanas

(por Carlos Ann)

Fueron casi cinco semanas que vivimos en el edén
Nos cambió la forma de percibir el mundo y de actuar en él
Fuimos un par de cobardes, cada uno tenía una vida marcenada
Y ante el temor del suicidio de otros decidimos amarnos por última vez

Eres una estrella fugaz que se detuvo en mi puerta
Y que la han venido a rescatar a la fuerza
Y sé que ha valido la pena llegar hasta aquí
Por solo haberte tenido un instante
que instante más inalcanzable…

Tuve la esperanza que la despedida se arrepentiría
Y que el timbre de mi casa volvería a sonar
Fueron casi cinco semanas que vivimos en el edén
Fuimos un par de cobardes, decidimos amarnos por última vez

Eres la envidia de los ángeles que han venido a buscarte
No soportaban verte tan feliz
Y sé que tengo que levantarme de esta cama
Que ahora es triste y grisácea
Todo me recuerda a ti, a ti…

Voy cambiando sin cesar los canales del televisor
Esperando una señal que calme al dolor
O algo doloroso que me acerque a ti
Contigo he descubierto que soy un tipo débil
Yo que siempre había ganado las batallas,
El sol… el sol… no volverá a brillar en Camelot

Y hoy, que se me lleve el agua
y en el fondo del mar nos encontraremos
Y un segundo después de que haya muerto
Espero ese beso que nos permita estar
Siempre juntos
Siempre juntos
Siempre juntos
Siempre juntos